ENSEÑA EL ISLAM LA SALVACIÓN A TRAVÉS DE LAS OBRAS?


Escrito por: miapic.org

Hablando en términos generales sólo existen dos formas de salvación en todas las religiones del mundo: por la gracia y por las obras. El Cristianismo es una religión de salvación sólo por gracia: “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios.” (Efesios 2:8-9). Todos los otros sistemas religiosos descansan totalmente o en parte en la obras del practicante para lograr la salvación. Por ejemplo, los Mormones dicen que Usted es salvo por gracia a través de la fe después de todo aquello que Usted pueda hacer para agregarle a su salvación. En el Catolicismo Romano, la gracia de Dios es infundida dentro de un Católico lo que le permite hacer buenas obras por las cuales él/ella es juzgado para salvación. En el Islam, el perdón está basado en una combinación de la gracia de Alá y las obras del Musulmán. En el Día del Juicio si las buenas obras de un Musulmán pesan más que sus malas obras, y si Alá así lo quiere, él/ella puede ser perdonado de todos sus pecados y entrar entonces al Paraíso.

Por lo tanto, el Islam es una religión que da la salvación por medio de obras debido a que el practicante las combina con la voluntad de Alá. Considere los siguientes versículos del Corán. (Nota: Todas las citas del Corán son tomadas de El Sagrado Corán, Mushaf Al-Madinah An-Nabawiyah, Revisado y Editado por la PRESIDENCIA DE INVESTIGACIÓN ISLÁMICA (IFTA), Llamado y Orientación, el Guardián de las dos Sagradas Mezquitas Rey Fahd Complejo, para la Edición del Sagrado Corán.

  1. “Para aquellos que creen y hacen obras de justicia Alá ha prometido perdón y una magnífica recompen¬sa;” (Surah 5:9).
  2. “Y Él responde a aquellos que creen y hacen buenas obras, y les da más de Su favor; y (como para) los infieles, ellos tendrán un castigo severo.” (Surah 42:26, online, traducción por M. H. Shakir).
  3. “¡Oh, Ustedes que creen! Si son cuidadosos de (sus obligaciones a) Alá, Él les concederá a Ustedes una distinción y los librará de los malos pensamientos y los perdonará; y Alá es el Señor de la gracia poderosa,” (Surah 8:29, online, traducción por M. H. Shakir).

Claro está que los Musulmanes nos dirán que el Corán enseña que Alá tiene misericordia de ellos y que lo que ellos hacen no es para obtener el perdón. Yo reconozco esto. El Corán dice: “…Alá es el Señor de la gracia poderosa,” (8:29), y también “…Pero Alá escogerá por su misericordia especial a aquellos que él quiera; porque Alá es el señor de la gracia abundante,” (2:105). Pero como puede ver de las 3 citas anteriores, el perdón de Alá está ligado a las obras de los Musulmanes. Por lo tanto, yo hago la pregunta: ¿Cómo es realmente la salvación por gracia si también es por obras? ¿No es la gracia el favor inmerecido de Dios? Pareciera ser que el sistema Islámico de salvación es más una recompensa por las buenas obras que por la gracia.

Para mayor confirmación de que la gracia de Alá depende de las obras de los Musulmanes fieles, aquí les entrego más citas del Corán:

  1. “¡Oh, Ustedes que creen! Sean cuidadosos de (sus obligaciones a) Alá y hablen la palabra correcta, Él pondrá sus obras en un estado correcto para Ustedes, y les perdonará sus faltas; y cualquiera que obedezca a Alá y Su Apóstol, él ciertamente obtendrá un éxito poderoso,” (33:70-71, online, traducción por M. H. Shakir).
  2. “…Pero si Usted obedece a Alá y su mensajero, él no menoscabará para nada sus obras: porque Alá es Indulgente, Muy Misericordioso,” (49:14).
    1. “Si Usted obedece a DIOS y Su mensajero, Él no alejará alguna de sus obras a la basura. DIOS es perdonador, Muy Misericordioso.” (49:14).

Note como el Corán enseña el perdón basado en la gracia de Alá y en las obras del hombre. ¿Puede asegurarse un Musulmán de su salvación delante de su dios Alá? No.1 Muchos Musulmanes me han dicho que ellos no están seguros si lograrán obtener el Paraíso debido a que no saben si sus buenas obras pesarán más que las malas. A diferencia del Cristianismo, nosotros sí tenemos asegurada la salvación (1ª Juan 5:13), mientras que en el Islam no hay seguridad de ésta. Esto se debe a que la salvación descansa en la obediencia y en las buenas obras que hagan los Musulmanes. Mientras que en el Cristianismo la salvación es inmerecida—ya que es un regalo de Dios (Romanos 4:3; Efesios 2:8-9), el Musulmán tiene que tener la seguridad que ha llevado a cabo buenas obras para que estas pesen más que las malas y tener así la esperanza que Alá lo quiera perdonar.

Otro requisito para el perdón de los Musulmanes es la sinceridad cuando se arrepienten de sus pecados.

  1. “¡Oh, Ustedes que creen! ¡Vuélvanse a Alá en arrepentimiento sincero! Pueda ser que el Señor de Ustedes los perdone de sus malas obras y les traiga a los Jardines debajo de los cuales fluyen ríos, en el día cuando Alá no humillará al Profeta y a aquellos que creen con él. La luz de ellos correrá delante de ellos y en sus manos derechas; ellos dirán: ‘¡Nuestro Señor! Perfecciona nuestra luz para nosotros, y perdónanos! Tú eres Capaz de hacer todas estas cosas,” (66.8-9).
  2. “Dios acepta el arrepentimiento de aquellos que han pecado en ignorancia y que entendiendo la fealdad de sus obras rápidamente se vuelvan hacia Él en arrepentimiento” (3:16).

No estoy diciendo que nosotros no tenemos que ser sinceros cuando nos arrepentimos de nuestros pecados. Pero el problema con la sinceridad es que se puede fácilmente convertir en una clase de orgullo. Después de todo, si una persona dice que es verdaderamente y suficientemente sincera para que sus pecados le sean perdonados, entonces, ¿no está apelando a algo dentro de sí, como pecador finito que es, como parte de lo básico para recibir perdón de un Dios santo e infinito? ¿No es esto presuntuoso y orgulloso de hacer? Aún más, el tema de la sinceridad es una cosa subjetiva. ¿Cómo sabe Usted que está haciendo lo suficiente para ser sincero? ¿Es verdadera esta sinceridad simplemente porque el Musulmán cree que la es? A mí me parece que en el mejor de los casos, el Musulmán puede sólo esperar ser lo suficientemente sincero. ¿Pero cómo puede saber realmente que es lo suficientemente sincero? La Biblia, en cambio dice que el corazón es engañoso más que todas las cosas y es además, perverso; tanto, que no se puede confiar en éste. (Jeremías 17:9).

En el Cristianismo, apelamos completamente a la obra de Cristo en la cruz (1ª Pedro 2:24) sin confiar en nada en nosotros mismos como base para nuestro perdón, debido, a que ninguna cosa buena hay dentro de nosotros (Romanos 7:18). Creemos sinceramente en Cristo, pero nunca afirmamos que el perdón es de alguna forma merecida o ganada debido a nuestra sinceridad o a nuestras obras. Más bien, nuestro perdón está basado en la fe creyendo en lo que Dios ha hecho para nosotros a través de Cristo. En la Cristiandad, la salvación está centrada en Dios. En el Islam el perdón de los pecados está centrado en el hombre el cual depende de su sinceridad y sus obras en combinación con el perdón de Alá, si Alá acepta sus obras.

Tanto el Cristianismo como el Islam enseñan que debemos tener fe, los primeros en Dios y los segundos en Alá. Pero en el Cristianismo, esta fe en Dios es suficiente para salvarnos (Romanos 5:1; Efesios 2:8-9). En el Islam, la fe en Alá no es suficiente. Las obras de los Musulmanes serán pesadas en el Día del Juicio y se decidirá quién es salvo y quién no es; basado en si la persona fue un Musulmán, si fueron o no sinceros en su arrepentimiento y si ellos llevaron o no a cabo suficientes buenas obras para que pesen más que las malas.

Por favor, considere los siguientes versículos del Corán acerca de cómo las obras de los Musulmanes serán pesadas en la balanza en el Día del Juicio para ver si puede ser o no salvo.

  1. “Entonces aquellos cuyo balance (de buenas obras) es pesado, serán exitosos. Pero aquellos cuyo balance es ligero, serán quienes han perdido sus almas; en el infierno habitarán ellos,” (23:102-103).
  2. “Y nosotros establecemos un balance justo para el Día de la Resurrección para que ningún alma sea injustamente tratada en nada. Aunque sea el peso de un grano de mostaza, lo tendremos en cuenta. Y será suficiente para calcular,” (21:47).
  3. “Estarán aquellos que nieguen las Señales del Señor de ellos y el hecho de tener que reunirse con Él (en el Más Allá): vanas serán sus obras, ni Nosotros, en el Día del Juicio, les daremos algún peso,” (18:105, Corán online).

¿Es el sistema Islámico de salvación realmente suficiente para salvar a los Musulmanes? Ellos dirán que sí. Pero como Cristiano, no puedo ver cómo alguien en el Islam pueda tener seguridad y expectativa sincera de obtener el Paraíso. ¿Cómo puede alguien que debe ser totalmente sincero en su arrepentimiento y a quien se le pide que lleve a cabo más buenas obras que malas, tener la esperanza de llegar al Paraíso?

El problema con ser salvo por la gracia de Dios y las obras humanas es que las obras humanas nunca son suficientes para complacer a Dios. Dios es infinito y santo. ¿Cómo podemos nosotros— pecadores finitos esperar alguna vez complacer a Dios por nuestras obras?

Los Musulmanes necesitan el Evangelio

En vez de confiar en nuestras propias obras, el Evangelio de Jesús nos enseña que no tenemos que hacer eso. El Evangelio es que Él murió por nuestros pecados y se levantó de entre los muertos (1ª Corintios 15:1-4). Él cumplió toda la Ley de tal forma que nosotros no tenemos que cumplirla (Romanos 8:3-4). Él tomó nuestro lugar y recibió el castigo debido a nuestros pecados
(2ª Corintios 5:21). Debido a que somos pecadores y no podemos por nosotros mismos complacer a un Dios Infinitamente Santo y que no podemos cumplir la Ley de Dios ni medianamente porque los ojos de Dios son demasiado puros para mirar sobre la maldad (Habacuc 1:13), la salvación debe ser por gracia en su totalidad (Efesios 2:8). La salvación debe ser la obra de Dios no la del hombre (Gálatas 2:21).

1ª Juan 5:13 dice: “Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna, y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios.” ¿Puede un Musulmán saber que tiene vida eterna? No. No puede. Sé que tengo la vida eterna precisamente porque no es por mis obras. Así que, ¿Por qué querrá un Musulmán que abandone mi seguridad y don de la salvación encontrado en Jesús por el sistema Islámico de obras que a lo mejor sólo me proveerán la posibilidad de la salvación si he sido suficientemente sincero y si he hecho suficientes buenas obras?