DIEZMO NUESTRO SEÑOR?

 

Escrito por: Israel Rubio

Nuestro señor Jesucristo no pudo haber diezmado porque no era agricultor o ganadero, los cuales, según la ley, eran los únicos que estaban obligados a diezmar,

según se lee en levítico 27:30 al 32.

Lev 27:30  Y el diezmo de la tierra, así de la simiente de la tierra como del fruto de los árboles, de Jehová es; es cosa dedicada a Jehová.

Lev 27:31  Y si alguno quisiere rescatar algo del diezmo, añadirá la quinta parte de su precio por ello.

Lev 27:32  Y todo diezmo de vacas o de ovejas, de todo lo que pasa bajo la vara, el diezmo será consagrado a Jehová.

 

Bíblicamente Jesús era carpintero.

Tampoco nuestro señor Jesucristo podía recibir diezmo de sus seguidores porque el no era levita; nuestro señor Jesucristo  era judío y sus apóstoles no diezmaban ni recibían diezmos porque eran pescadores.

Sin duda alguna el señor Jesús nunca quebrantaría el orden de Dios,

Como hacen lo ministros actuales, tomando el lugar de los levitas, y recibiendo un falso diezmo sacado del sueldo de los miembros de sus iglesias ;

Mucho menos veremos a nuestro Sr Jesucristo leyendo los pasajes de Malaquías 3: 10 para amenazar y decirle  malditos y ladrones a aquellos que no le entregaban diezmos;

ya que dicho pasaje no es aplicable a la iglesia del nuevo pacto, sino que estaban dirigidos a corregir a los lideres israelitas que estaban sujetos a la ley de moisés.

En el tiempo en que se escribió el nuevo testamento, los levitas y sacerdotes oficiaban en el templo de Jerusalén, y el diezmo seguía siendo lo que siempre ha sido; producto del campo y animales; nunca fue dinero, según se lee en levítico 27:30 al 32.

Por lo tanto, solo los terratenientes y los criadores de ganados eran los únicos que podían llevar diezmos al templo, según estaba estipulado en la ley.

hoy en dia muchos ignorantes de la palabra de Dios

siempre toman las palabras del señor Jesucristo registrada en Lucas 11:42

Luc 11:42  Mas ¡ay de vosotros, fariseos! que diezmáis la menta, y la ruda, y toda hortaliza, y pasáis por alto la justicia y el amor de Dios. Esto os era necesario hacer, sin dejar aquello.

 

y  en Mateo 23:23,

Mat 23:23  ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello.

 

Ambos  pasajes dicen lo mismo, para decir que Cristo apoyaba el diezmo, o para asegurar que cristo le ordena a la iglesia a cumplir con la ley del diezmo; vamos a leer el pasaje y usted mismo  se ha de dar cuenta que esas palabras estaban dirigidas exclusivamente a los fariseos; los que estaban sujetos a la ley de moisés, no a los seguidores de cristo.

Lucas 11:42 dice: "mas, ¡hay de vosotros, fariseos!;  Que diezmáis la menta, y la ruda, y toda hortaliza, y pasáis por alto la justicia y el amor de Dios. Esto os era necesario hacer, sin dejar aquello."

Con esto los pastores iglesieros modernos pretenden demostrar que nuestro señor Jesucristo enseñó el diezmo, y lo aplican a la iglesia, como si el señor lo hubiera ordenado a sus seguidores.

En estos pasajes el Señor Jesucristo esta reprochando la mala conducta de los rabinos judíos que estaban sujetos a la ley.

El señor Jesús les estaba hablando a aquellos que obedecían y enseñaban la ley de moisés; y una parte de la ley consistía en el diezmo agrícola;  (SI LEISTE BIEN DIEZMO AGRICOLA)

En ningún momento le estaba refiriendo esas palabras a la iglesia del nuevo pacto.

Lo primero que les mencionó Jesús a los fariseos es la verdad del diezmo del antiguo pacto;  ´´ diezmáis la menta, la ruda y toda hortaliza ´´.

Por tanto en el tiempo de Cristo, el diezmo continuaba siendo agrícola. (ALIMENTOS GANADO)

El señor Jesús no mencionó dinero por ningún lado, por tanto,  no se puede comparar lo que dijo el Sr Jesucristo con el diezmo que se predica hoy en las iglesias

Y donde los pastores cobran un falso diezmo del sueldo monetarios de los feligreses, algo que no tiene nada que ver con el diezmo agrícola enseñado en las sagradas escrituras.

El señor Jesucristo dijo

Mat 11:15  El que tiene oídos para oír, oiga.