ROMANOS 10:5

Romanos 10:5

Esta cita es de Levítico 18:5 y el énfasis está sobre la palabra “HACER”. Literalmente, “el hombre que haya hecho estas cosas, vivirá”. Si una persona ha guardado la ley, entonces vivirá. Este es el “evangelio” según la ley, pero realmente no son buenas nuevas cuando nos damos cuenta de que lo contrario también es cierto: “Si has fallado en guardar la ley, morirás”. El castigo por una ley quebrantada es la muerte. Pero si un hombre cumple la ley, vivirá.

Usando nuevamente la ilustración del nadar/barco: Si sigues nadando, llegarás a Londres. Esto es muy cierto, pero también es muy imposible. Si guardas la ley (perfectamente), vivirás. Esto también es muy cierto, pero muy imposible. La total imposibilidad de que un pecador se gane la salvación guardando la ley se ilustra en Mateo 19:16-17; Lucas 10:25-28 y Gálatas 3:10-13.

La fórmula legal de salvación es esta: HAZ Y VIVIRÁS. (Cumple todos los mandamientos y guárdalos perfectamente y guárdalos continuamente y vivirás).

La fórmula gracia/cruz de salvación es esta: CREE Y VIVIRÁS. Cree y descansa en lo que Cristo ya ha hecho (Su obra acabada) y tendrás vida eterna (Juan 3:16; 5:24; 6:47; etc.).

El hombre nunca podrá decir, “ESTÁ HECHO. Lo logré. He guardado la ley y la he cumplido perfectamente. (He llegado a Londres nadando)”. Es absolutamente imposible. Pero lo que el hombre no pudo lograr mediante la ley, Dios lo pudo hacer y lo hizo por gracia (ver Romanos 8:3-4). Lo que no se pudo hacer nadando, se logró subiendo al barco.