SABADO O DOMINGO?

 ¿Sábado o Domingo?

Por:

Dr. Antonio Bolainez | Junio 25, 2013.

Enseñaba Jesús en una sinagoga en el día de reposo; y había allí una mujer que desde hacía dieciocho años tenía espíritu de enfermedad, y andaba encorvada, y en ninguna manera se podía enderezar. Cuando Jesús la vio, la llamó y le dijo: Mujer, eres libre de tu enfermedad. Y puso las manos sobre ella; y ella se enderezó luego, y glorificaba a Dios. Pero el principal de la sinagoga, enojado de que Jesús hubiese sanado en el día de reposo, dijo a la gente: Seis días hay en que se debe trabajar; en éstos, pues, venid y sed sanados, y no en día de reposo. Entonces el Señor le respondió y dijo: Hipócrita, cada uno de vosotros ¿no desata en el día de reposo su buey o su asno del pesebre y lo lleva a beber? Y a esta hija de Abraham, que Satanás había atado dieciocho años, ¿no se le debía desatar de esta ligadura en el día de reposo? Al decir él estas cosas, se avergonzaban todos sus adversarios; pero todo el pueblo se regocijaba por todas las cosas gloriosas hechas por él. Lucas 13:10-17

Introducción:

Existen muchos cristianos hoy en día que tiene dudas sobre la veracidad de celebrar el día del Señor en domingo o en Shabat. Esta idea ha surgido debido a que han leído desde hace algunos años atrás los escritos de la secta de los adventistas del séptimo día.

Esta secta, sostiene vehementemente que el día domingo, fue un día implantado por el emperador Constantino, que a su vez es el fundador de la iglesia católica romana. En otras palabras, ellos sostienen que la celebración del día del Señor en domingo, es una practica implantada por la iglesia católica.

 Últimamente esta idea esta siendo respaldada por un movimiento sectario, que se autodenomina mesiánico, y al igual que los adventistas, hacen mucho énfasis en que toda celebración litúrgica de celebración al Señor debe de ser únicamente en Shabat.

Imagen del Señor Jesús apuntando hacia un calendario

Imagen que sugiere que el día indicado por el Señor es el Sábado. (1)

Por otro lado, está la gran mayoría de los cristianos evangélicos quienes sostienen que el día en que la iglesia debe reunirse a celebrar para el Señor es el domingo.

 ?Quién de los dos tiene la razón? ¿Los que defienden que es el sábado o lo que sostienen que es el domingo?

No es el interés de este corto artículo dar la repuesta acerca de quien tiene la razón, sencillamente presentare evidencias históricas acerca del tema; ya que muchas veces nos limitamos a creer cualquier comentario sin verificar la veracidad del mismo, o si la historia lo respalda. En uno de mis libros escritos, cito una frase muy conocida: “Quienes descuidan la historia, están condenados a cometer los mismos errores del pasado”.

A continuación los invito a que analicemos esa historia.

Shabat

El Shabat, conocido popularmente como sábado, fue el día ordenado por el Señor para el pueblo de Israel como el día de descanso. Forma parte de los diez mandamientos de la ley de Moisés, y por lo tanto es base fundamental en los seiscientos trece mandamientos que encierran la totalidad de los mandatos de la ley mosaica.

Ni un solo profeta del Antiguo Testamento tubo problema alguno con el mandato del Shabat. Pero hubo dos grandes rabinos, quienes en ninguna manera tenían problema con este mandato, pero el mensaje de ambos era claro; no es el día sábado la clave de la salvación.

Estos dos rabinos fueron, Jesús, el autor de la salvación para toda la humanidad y el rabino Shaul o sea Pablo. Este último fue contundente sobre este tema cuando escribió a los Gálatas, Colosenses y Romanos, estas tres cartas iban dirigidas a las comunidades judías en estas ciudades.

El propio Señor Jesús, en confrontación directa con los rabinos fariseos, fue contundente, en hacerles ver que el sábado enfocaba el eminente reposo del alma en Cristo Jesús, por favor lea el siguiente pasaje:

El sábado fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por causa del sábado. Por tanto, el Hijo del hombre es Señor aun del sábado. Marcos 2:27-28

El Señor sanando

El Señor Jesús sanando a la mujer encorvada en un día de reposo. Lc 13:10-17. (2)

El domingo, el día de celebración

 ¿De donde surge la celebración de parte de la iglesia en día domingo? Para los detractores del domingo, es decir la secta de los adventistas del séptimo día y últimamente el movimiento sectario autodenominado mesiánicos; un movimiento que esta teniendo un poco de auge en México y algunas partes de Centro América, conformado por personas nativas de estos países, pero que en alguna forma están adoptando las costumbre de la religión judía, practicada por la totalidad del pueblo de Israel. Este movimiento esta compuesto en su gran mayoría por ex evangélicos.

Este movimiento ha empezado a negar abiertamente las bases principales de la doctrina de la iglesia, inclusive la veracidad misma de las sagradas escrituras nuevo testamentarias.

 

Debo de aclarar que este movimiento no tiene nada que ver con el pueblo de Israel.

 

Por su parte la nación de Israel, a nivel gobierno, no tiene ni un solo problema con la iglesia evangélica, de hecho en Nueva York, muchos rabinos trabajan juntos en proyectos con los evangélicos sin tener ni un solo problema.

 

Los embajadores de Israel a lo largo de toda América Latina, trabajan muy estrechamente con los evangélicos sin entrar en polémicas religiosas, respetándose mutuamente, ya que ambos pueblos tenemos mucho en común, adoramos al mismo Dios, y tenemos las sagradas escrituras.

 

Esto lo aclaro, porque este movimiento sectario en algunos lugares esta distanciando al pueblo evangélicos, con acciones que no son comunes en el noble pueblo de Israel.

 

Regresando al tema del día domingo, tanto adventistas como los erróneamente llamados judíos mesiánicos, argumentan que el día domingo fue introducido por la iglesia católica en el año 321 por mandato de Constantino.

 

Visión del Emperador Constantino de una cruz

El Emperador Constantino en el Concilio de Nicea (325 d.C.)

otorgó legitimidad legal al cristianismo en el imperio romano. (3)

 

Debo aclarar que esta declaración en parte tiene algo de cierto, en realidad en el periodo del 321 al 325, el emperador Constantino decretó el día domingo como un día feriado en todo el imperio romano, para que los cristianos no tuvieran ningún impedimento en dicha celebración. Pero ¿en realidad fue aquí donde los cristianos empezaron a dedicar el día domingo?

 

Para estar más seguros, veamos lo que dicen las escrituras.

 

La historia, el mejor argumento

 

Los siguientes pasajes que cito a continuación demuestran que el Señor Jesús resucito el primer día de la semana, ese día fue un día de regocijo en los seguidores del Señor Jesús. El pasaje final citado es del rabino Pablo, quien también recomendó a los hermanos en Corinto a que se reúnan el primer día de la semana.

 

Pasado el día de reposo, al amanecer del primer día de la semana, vinieron María Magdalena y la otra María, a ver el sepulcro. Mateo 28:1

 

Y muy de mañana, el primer día de la semana, vinieron al sepulcro, ya salido el sol. Marcos 16:2

 

Habiendo, pues, resucitado Jesús por la mañana, el primer día de la semana, apareció primeramente a María Magdalena, de quien había echado siete demonios. Marcos 16:9

 

El primer día de la semana, muy de mañana, vinieron al sepulcro, trayendo las especias aromáticas que habían preparado, y algunas otras mujeres con ellas. Lucas 24:1

Mujer asomándose a tumba vacía

El primer día de la semana las mujeres fueron al sepulcro muy de mañana

y encontraron la piedra removida y la tumba vacía. (4)

 

El primer día de la semana, María Magdalena fue de mañana, siendo aún oscuro, al sepulcro; y vio quitada la piedra del sepulcro. Juan 20:1

 

Cuando llegó la noche de aquel mismo día, el primero de la semana, estando las puertas cerradas en el lugar donde los discípulos estaban reunidos por miedo de los judíos, vino Jesús, y puesto en medio, les dijo: Paz a vosotros. Juan 20:19

 

Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado, guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas. 1 Corintios 16:2

En el libro de los Hechos, se menciona por primera vez, de que los cristianos se reunían el primer día de la semana para compartir la cena del Señor. Esto fue muy conocido por la misma comunidad judía de Jerusalén para esos días, de hecho, el mensaje de Pablo fue muy extenso esa noche del primer día de la semana, leamos a continuación la siguiente cita:

 

El primer día de la semana, reunidos los discípulos para partir el pan, Pablo que tenía que salir al día siguiente, les enseñaba, y alargó el discurso hasta la medianoche. Y Había muchas lámparas en el aposento alto donde se hallaban reunidos. Hechos 20:7-8

Esto es lo que dice el diccionario Hispano-Americano de la Misión:

 

DÍA DEL SEÑOR (DOMINGO) Denominación utilizada por los cristianos para referirse al primer día de la semana. La palabra “domingo” viene del latín dominus dei, d. del S. La expresión d. del S. aparece en Ap. 1:10 (“Yo estaba en el Espíritu en el d. del S.”). El Apocalipsis es el último de los escritos del NT, de una fecha aproximada al 90–95 d.C. Para ese entonces, al parecer, estos términos eran ya de uso corriente entre los creyentes. De todos modos, pocos años después Ignacio dijo en sus escritos que los cristianos celebraban sus reuniones de adoración en día domingo, al cual llama el d. del S., y no en sábado. Lo mismo atestiguan el autor de la Epístola de Bernabé (100 d.C.); Justino Mártir (145–150 d.C.); Ireneo (155–202 d.C.); y muchos otros.

 

La costumbre de considerar el primer día de la semana como el día de reposo cristiano se refleja en escritos primitivos aparte del Nuevo Testamento. Ignacio escribió, poco después del año 100, de los que han venido a poseer «una esperanza nueva, no celebrando ya el sábado [Antiguo Testamento] sino viviendo en la celebración del Día del Señor en el cual nuestra vida ha brotado otra vez por medio de él…». La Epístola de Bernabé, escrita cerca del año 100, interpreta la enseñanza de la Palabra de Dios como «… dando descanso a todas las cosas, haré un principio del día octavo… por eso también guardamos el día octavo con gozo, el día en que también Jesús se levantó otra vez de los muertos».

Conclusión

 

Hemos citados argumentos de la historia que demuestran que el primer día de la semana, no fue una imposición de la iglesia católica, sencillamente fue una practica que comenzó hacer la iglesia inmediatamente después de la resurrección del Señor.

 

Aunque no existe un mandato en el nuevo testamento de que se tiene que celebrar específicamente el domingo como el día del Señor, es un hecho que fue una practica establecida por estos primeros cristianos, y en ningún momento fue algo introducido por la iglesia católica, ya que esta organización no fue fundada, sino hasta en el año 321, después de Cristo y cuyo fundador es el emperador Constantino y legalizada ya oficialmente por el emperador Teodosio.

 

Pero lo que quiero dejar claro, es que es un error creerse el falso argumento de los adventistas de que el domingo fue introducido por la iglesia católica. Por otra parte tampoco quiero criticar a la comunidad judía por celebrar el día sábado, no olvidemos que la comunidad judía todavía espera al Mesías, esto sucederá en el periodo de la gran tribulación, cuando toda la comunidad quede diseccionada del falso mesías y finalmente se cumpla la profecía del profeta Zacarías:

 

Pero sobre la casa de David y los habitantes de Jerusalén derramaré un espíritu de gracia y de oración. Mirarán hacia mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por el hijo unigénito, y se afligirán por él como quien se aflige por el primogénito. Zacarías 12:10.

 

Respetamos a la comunidad judía en su día de reposo, al igual que ellos respetan a la comunidad cristiana, por tener el domingo como primer día de celebración y el día en que se reúnen para adorar al Señor desde los inicios del cristianismo. Recordemos también que entre estas dos comunidades no existe problemas, el problema lo han creado los grupos sectarios, que quieren imponer lo que la historia no respalda.

 

Creo que no debemos estar peleando si debemos o no debemos guardar este día o el otro, sino dedicarnos a exaltar al Señor con gozo y escuchar su palabra cada día que nos reunamos, no es el día el que importa en la iglesia, lo que importa es que le demos honra y gloria a nuestro Salvador Jesucristo.

 

Les dejo con el siguiente pasaje de Pablo:

 

Por tanto, nadie os critique en asuntos de comida o de bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o sábados. Todo esto es sombra de lo que ha de venir; pero el cuerpo es de Cristo. Colosenses 2:16-17

 

Dios les bendiga

Antonio Bolainez

 

Bibliografia consultada:

Deiros, P. A. (2006). Diccionario Hispano-Americano de la misi�n (Nueva edicion revisada). Bellingham, WA: Logos Research Systems. Lockward, A. (1999). Nuevo diccionario de la Biblia (288). Miami: Editorial Unilit. Buswell, J. O., Jr. (1980). Teolog�a sistem�tica, tomo 2, El Hombre y su vida de pecador (371). Miami, Florida: LOGOI, Inc.

 

Imágenes:

1. reavivamientoyreforma.com/wp-content/blogs.dir/18/files/2011/12/Sábado.jpg

2. iglesiaalianzacarcelen.files.wordpress.com/2011/08/sana-a-una-mujer-encorvada.jpg?w=529

3. imagecache2.allposters.com/images/PTGPOD/328892.jpg

4. jw.org/assets/m/w13/20130301/w13_20130301.art/2013160_univ_lsr_lg.jpg

5. http://www.jewishculture.info/wp-content/uploads/2011/03/ShabbatTable.jpg

Domingo Vida Cristiana

Compartir