EL RAPTO ES INMINENTE

EL Rapto es inminente:

 

La venida del Señor Jesucristo por su iglesia es presentada en el Nuevo Testamento como una esperanza inminente y expectante. Que la venida de Cristo es "inminente" significa simplemente que puede venir en cualquier momento. Nada necesita suceder antes de que El venga. Ninguna profecía cumplirse antes que El venga. Podría ser hoy. Tal expectativa tiene abundante apoyo en el testimonio de las Escrituras.

1-. (Juan 14:3) y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomare a mi mismo, para que donde yo estoy, vosotros también esteis.

2.- (Romanos 13:11) Y esto, conociendo el tiempo, que ya es hora de levantarnos del sueño; porque ahora esta mas cerca de nosotros nuestra salvación que cuando creímos.

3.- (1Corintios 1:7) De manera que nada os falte en ningún don, esperando la manifestación de nuestro Señor Jesucristo.

4.- (1Corintios 11:26) Así, pues, todas las veces que comiereis  este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciais hasta que El venga.

5.- (1Corintios 15:51-52) He aquí os digo un misterio: no todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados.

6.- (1Corintios 16:22) El que no amare al Señor Jesucristo, sea anatema. El Señor viene.

7.- (Filipenses 3:20) Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperaremos al Salvador, al Señor Jesucristo.

8.- (Filipenses 4:5) Vuestra gentileza sea conocida de todos los hombres. El Señor está cerca.

9.- (Colosenese 3:4) Cuando Cristo, vuestra vida se manifieste, entonces vosotros también sereis manifestados con él en gloria.

10.- (1Tesalonicenses 4:17) Y esperar a su Hijo, al cual resucitó de los muertos, a Jesus, quién nos libra de la ira venidera.

11.- (1Tesalonicenses 4:17) Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.

12.- (Tito 2:13) Aguardado la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo.

13.- (Hebreos 9:28) Así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar el pecado de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan.

14.- (Hebreos 10:25) No dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.

15.- (Santiago 5:8) Tened también vosotros paciencia, u afirmad vuestros corazones; porque la venida del Señor se acerca.

16.- (1Juan 2:28; 3:3) Y ahora, hijitos, permaneced en él, para que cuando se manifieste, tengamos confianza, para que en su venida no nos alejemos de el avergonzados.

17.- (Judas 21) Conservaos en el amor de Dios, esperando la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para vida eterna.

18.- (Apocalipsis 22:20) El que da testimonio de estas cosas dice: Ciertamente vengo en breve. Amén; si, Señor Jesus. (Comp. Apocalipsis 3:11; 22:7,12).