EL CONFLICTO INTERNO EN EL SER HUMANO:

EN ROMANOS 7:7-25, ENCONTRAMOS LA LUCHA INTERNA DE UNA PERSONA QUE QUIERE AGRADAR A DIOS, PERO, TIENE CONFLICTOS CON LA LEY.


DESDE QUE PUNTO DE VISTA EL APÓSTOL PABLO ESCRIBIÓ ESTA CARTA?

ESTABA HABLANDO DE EL MISMO COMO CREYENTE Y POR ENDE DE LA CONDICIÓN DE TODO CREYENTE?

O ESTABA HABLANDO DE LA CONDICIÓN DE EL COMO INCONVERSO Y POR ENDE DE LA CONDICIÓN DE TODOS LOS INCONVERSOS?


Lo primero:

    Veremos que Pablo esta utilizando el pronombre personal  "yo", usando su propia experiencia como ejemplo de lo que también vale para la humanidad no redimida (7:7-12), y para los cristianos sinceros (7:13-25).

Lo segundo:

    Hay quienes interpretan esta parte de la escritura como el conflicto interno de Pablo, como una descripción de su vida antes de venir a Cristo. Declaran que Pablo describe al individuo como "vendido" al pecado (7:14) y en cuya carne no "mora el bien" (7:18), como "miserable" atrapado en un cuerpo de "muerte" (7:24).

    Ahora, si tomamos esta postura, ponemos estas descripciones ya antes mencionadas, en conflicto contradictorio con las  descripciones que Pablo anteriormente hace del creyente en (6:2,6-7,11,17-18,22).

Por tanto:

    Podemos decir que es correcto entender que aquí Pablo habla de un creyente. Este creyente desea obedecer la ley de Dios y por tanto odia el pecado (7:15,19,21). Creyente humilde que reconoce que en su condición humana nada bueno hay (7:18). Creyente que ve el pecado en si mismo, pero no como lo único que hay en el (7:17, 20-22).

    Creyente que sirve a su Señor con su mente (7:25). Pues bien, observando todo esto, Pablo ha descrito anteriormente que ninguna de estas actitudes describen al que no es salvo (1:18-21, 32; 3:10-20). También se observa, que Pablo usa el tiempo presente en los "verbos" que aparecen en el pasaje (7:14-25), y esto respalda la idea de que describía su experiencia como cristiano en ese momento mismo.

    Hay quienes concuerdan con lo que Pablo expresa, pero entran en desacuerdo declarando de que Pablo no es el que tiene estos conflictos, sino uno cristiano carnal sincero bajo la influencia de antiguos hábitos, en tanto, muestran que otros ven a un cristiano legalista frustrado por sus débiles intentos humanos de agradar a Dios observando la ley de Moises.

    Volvemos insistir, que Pablo usa el pronombre personal "yo" lo que apunta al apóstol mismo, representante de la salud y la madurez espiritual. Con esto se puede pegar a la conclusión de que en (7:7-25) el apóstol tiene que estar describiendo a todos los cristianos, incluyendo a aquellos mas espirituales y maduros, que cuando se examinan muy de cerca y con sinceridad ante los parámetros justos y rectos de la ley de Dios, ven lo mucho que fallan.

    Notemos en particular la sinceridad y transparencia de Pablo en los cuatro lamentos (7:14-17, 18-20, 21-23,24-25).