SEGUNDA PARTE DE DOS DE CRECIMIENTO ESPIRITUAL:

Esta es nuestra segunda parte de la serie de dos de "crecimiento espiritual".

    He aquí algunas pautas para que no nos desviemos:


1.- El crecimiento espiritual nada tiene que ver con nuestra posición en Cristo.

    Déjeme explicar esta parte pues puede ser mal entendida o confundir al lector. Primero, necesitamos nacer de nuevo para ser espiritual pues de acuerdo a la biblia estamos muertos espiritualmente (Ef.2:1). Segundo, el nacer espiritualmente es porque estamos ya en Cristo, y para crecer correctamente espiritual, debemos de estar en Cristo. Sabiendo estos dos puntos, pasamos a explicar el enunciado. Lo que se quiere decir es que aunque se este en Cristo posicionalmente, si no se hace el esfuerzo de nuestra parte por crecer espiritualmente, aunque estemos en Cristo, no creceremos porque el crecimiento no es automático, pero tenemos la ventaja de estar ya con Jesus.

    Recordemos que el padre ya nos ve perfectos en Jesus pues estamos completos en El (Col.2:10). Tenemos todo lo que necesitamos en cuanto a la vida y la piedad (2P.1:3). Somos nuevas criaturas (2Co.5:17); posicionalmente, gozamos de la perfección, pero ya en la práctica no damos la talla.  Por tanto, el crecimiento es ese proceso mediante el cual lo que somos o estamos en Cristo se hace real en nuestra vida diaria.


2.- El crecimiento espiritual nada tiene que ver con el favor de Dios.

    Lo que queremos decir es que nuestro crecimiento espiritual no hace que Dios nos ame mas, o sea, Dios no nos ama por ser mas espirituales. Digo esto porque hay algunos padre que le dicen a sus hijos que Dios no los amara si no se portan bien. Por eso decimos que el amor de Dios no depende de nuestro comportamiento. La Biblia dice que "aun cuando éramos "débiles", "pecadores", "enemigos", Cristo murió por nosotros (Ro. 5:6,8,10).

3.- El crecimiento espiritual nada tiene que ver con el paso del tiempo:

    En el ámbito espiritual, la madurez no se mide por el calendario, o sea con el paso del tiempo. Es perfectamente posible que una persona haya sido cristiana durante cinco décadas y, sin embargo , aún sea un o una bebe en Cristo. Pablo les recordó a los de la iglesia de Corintio que aun no eran capaz de recibir doctrina mas fuerte a causa de ser carnales, o sea niños en Cristo (1Co.3:1)

    También el escritor de Hebreos hace la misma amonestación diciendo que ya tenían mucho tiempo y aun necesitaban doctrina aun básica (Heb. 5:11-14). La revista time hizo una encuesta entre estudiantes de la secundaria acerca de Biblia, y estos fueron los resultados: Que Sodoma y Gomorra eran amantes; que Mateo, Marcos, Lutero, y Juan, escribieron los evangelios, que Eva fue creada de una manzana, y que la burra de Acab se llamaba Jezabel.

4.- El conocimiento espiritual nada tiene que ver con el crecimiento espiritual:

    Nuevamente, déjeme explicar esta parte, pues parece contradecir a la anterior. Lo que pretendemos es que tiene que haber un balance espiritual en la persona para que verdaderamente sea un persona espiritualmente firme y fuerte. No es que el conocimiento de las escritura no sea importante, lo que se quiere enfatizar es que la relación intima con Dios es necesaria, o mejor dicho muy necesaria en la vida cotidiana de todo creyente,

    El balance perfecto, es aquel en el que creyente presta la atención a ambas posturas, la lectura correcta de las escrituras, y la relación íntima con el Señor. Jesus dijo: "Errais porque ignorais las escrituras" (Mr.12:24). El énfasis aquí no es necesariamente aprenderse de memoria los versos de la Biblia, lo cual esta bien, sino saber interpretarla.

    También dijo: "Velad y orad , para que no entreis en tentación (Mt. 26:41). Esto es tener una relación intima con Dios por medio de la oración lo cual es el balance perfecto para una madurez espiritual.

    Una persona puede saber muy bien la interpretación de la escrituras, pero ser una persona frágil ante las tentaciones, y una persona puede tener una buena relación con Dios,pero ser movida fácilmente por otras doctrinas. Como ve, se necesitan ambas cosas en la vida todo creyente.


5.- El crecimiento espiritual nada tiene que ver con la actividad:

      Algunas personas miden la espiritual de una persona por la actividad o actividades que tiene en la iglesia, y creen que es una persona super espiritual. Sin embargo, el activismo no conlleva necesariamente la madurez, ni puede ser sustituto de ella. De echo esto resulta contraproducente, en su crecimiento.

    Mateo menciona a un grupo de personas que suplicaron ser aceptadas por Cristo sobre la base de sus obras maravillosas que realizaron pero fueron rechazado, aun mas, ni siquiera eran conocidos por Jesus (Mt. 7:21-23). El activismo no puede comprar la salvación ni producir madurez espiritual.


6.- El crecimiento espiritual nada tiene que ver con la prosperidad:

    Algunos claman: "Mira como me ha bendecido Dios". Tengo mucho dinero, una preciosa casa, un buen automóvil, y un trabajo seguro. Creer tal cosa es errar. Dios tal vez le haya permitido prosperar, pero eso no es muestra de crecimiento espiritual (2Co. 12:7-10). Esto tipo de pensamiento ha llevado a muchas personas a buscar la prosperidad tal que descuidan todo lo demás; lo cual no supone signo de madurez, sino mas bien todo lo contrario.


7.- El tener un don o dones no es indicio de madurez espiritual:

    Algunos han pensado que el tener un don o dones y son usados grandemente con ellos, creen que es indicio de madurez espiritual, y aquellos que los ven también caen en ese error. La iglesia de Corinto era dotada de dones (1Co. 1:7), pero era una iglesia muy carnal en su comportamiento (1Co. 3:1-3; 12:1-3).

    Aun peor, si leemos (Mt.7:21-23), no damos cuenta que estas personas nunca nacieron de nuevo mas sin embargo fueron usados en dones en gran manera. Como explicar esto? Bueno, sabemos que los dones son para la edificación de la iglesia de Cristo (1Co.14:12). También sabemos que Dios es soberano y da como el quiere y a quien quiere.