SALVACIÓN, NO IRA.

SALVACIÓN, NO IRA.

1Ts.5:9, instruye a los de la edad de la Iglesia que "no nos ha puesto Dios para , ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo". De modo que al mirar el futuro, debemos esperar SALVACIÓN y no IRA.

Que quiso decir Pablo cuando habla de IRA y que quiso decir cuando mencionaba SALVACIÓN?


1.- IRA

Los creyentes no están para ira. Hemos sido librados de la ira venidera (ver 1Ts. 1:10). Aunque es cierto que los creyentes han sido librados de la ira de Dios que los inconversos sufrirán eternamente en el lago de fuego, el enfoque de Pablo en 1Ts.5 es el "día del Señor" (v.3), un tiempo específico en el cual  la ira de Dios se derramará sobre los moradores de la tierra.

Éste período de ira se describe también en Apocalipsis 6:19. También es conocido como el tiempo de mayor angustia y tribulación que el mundo jamás haya conocido (Mt. 24:21). Dios no nos ha puesto para enfrentar este tiempo de ira.

En cambio estamos citados para encontrar al Señor en el aire antes de que se desencadene el furor De Dios sobre la tierra.


2-. SALVACIÓN:

Toda persona obtiene la salvación en el momento en que cree en el Señor Jesucristo  (Hech.16:31), pero la salvación de la que Pablo habla en (1Ts.5), se refiere a la salvación final del creyente, cuando Cristo venga por nosotros para completar la gran salvación que El empezó.

De modo que, en vez de enfrentar la ira de Dios que se derrama sobre la tierra, estaremos disfrutando de nuestra tan gran salvación. Que animadora esperanza (v.11), y comparar con (1Ts.4:18).

1P. 1:5, "que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero".

Ese tiempo postrero es cuando nos reunamos con nuestro Señor.