APOCALIPSIS 3;5

 "Y no borráre su nombre del libro de la vida" (Ap. 3:5).

    Las personas que creen que la salvación se puede perder una vez que se ha recibido, de los versos que utilizan, este es uno de ellos para respaldar tal posición. Pero, ¿cual es realmente el mensaje que el Espíritu de Dios le quizo dar a enterder a la iglesia deSardis?

La única iglesia fiel de todas las iglesias que se hacen mención desde el capítulo dos hasta el tres, es la iglesia de Filadelfia. Todas las otras tienen algo de lo cual Dios no esta agradado. La de Efesio "pero tengo algo contra ti" (v.4); la de Esmirna "y la blasfemia de los que se dicen ser judíos, y no lo son, sino sinagogas de satanás" (v.9); la de Pérgamo "pero tengo unas cosas contra ti" (v.14); la de Tiatira "pero tengo unas cosas contra ti" (v.20); la de Sardis "yo conozco tus obras, que tienes nombre de que vives, y estás muerto" (v.2).

    Todo esto nos da la pauta (guía o regla) para entender lo que esta pasando. Todas las iglesias a excepción la de Filadelfia, tienen algunos miembros que estan en ellas, que tienen que ponerse a cuenta delante de Dios, sino lo hacen van a sufrir las consecuencias del castigo. Eso indica que no todos los que estaban en ellas eran personas verdaderamente genuinas. En Sardis habían unos pocos que se mantenían firmes frente al oleaje de apatía (frialdad) que se había apoderado de la mayoría de las iglesias (v.4).

    La expresión "y no borraré su nombre", no se debe de entender como una advertencia, sino como una afirmación dada por parte de Dios a aquellos que a pesar de las adverdidades se mantenían (se mantienen) firmes. Para entender esta parte, se debe de ver dentro del contexto general de lo que dice Dios a aquellos que genuinamente se han acercado a su Hijo Jesucristo. Partes tales como: Jn.3:16,18,36;10: 28-29; 17:12; Ro.5: 1-11; 8:1; Ef. 1:13; 4:30 (no hay verso en la biblia que diga que el cristiano una vez que ha recibido a Jesús como su Señor y Salvador, y le falle a causa de sus debilidades carnales, éste lo abandone, por el contrario la biblia dice que el Espíritu se constrista solamente (Ef. 4:30).

    Otras partes son: (Fil. 1:6; Col. 1:21-23; 1Ts. 5:23; 2Tm. 1:12; 2:13; He.6:18-20;  7:23-25,27; 9:23-28; 10:1-22).

    Volviendo a la iglesia de Sardis, las pocas personas que aun permanecían fiel a Dios a pesar de las circunstancias adversas en sus vidas, Dios declara que bajo ninguna circunstancias borrará el nombre de ellas del libro donde sus nombres fueron escritos (ver. Fil. 4:3). Estas personas en Sardís a las cuales se les advierte (v.1-4), profesaban tener vida eterna, pero en realidad no la poseían. La base de la seguridad de un creyente esta basado en lo que las escrituras declaran, y no basado en las experiencias humanas, ya que el ser humano aun estando en Cristo, falla.

    En el Antiguo Testamento Moisés pidió a Dios que quitase su nombre del libro de la vida (tu libro que has escrito), pero la petición le fué denegada (Ex. 32:32). Igualmente Pablo en el Nuevo Testamento deseaba ser anatema (Ro. 9:3), con tal que su pueblo fuera salvo. Lo que Pablo deseaba era imposible, porque la salvación es un hecho irreversible como el nacimiento físico (Ro. 11:29; Fil. 1:6).

    En los tiempos antiguos, los nombrres de quienes morían físicamente eran borrados de las lista o registros de las ciudades. Las autoridades solo mantenían en el padrón (libro nominal de los habitantes) a ciudanos vivos. De la misma manera en el libro de la vida solo permanecen inscritos los nombres de aquellos de quienes tienen la vida espiritual por haber puesto su fe y confianza en la persona de Jesucristo. La promesa es que a estas personas que estan en Cristo, "no borrará sus nombres del libro de la vida". 

    La expresión "no borraré su nombre del libro de la vida", se puede también aplicar a aquellos que atendiendo la advertencia del Señor, de arrepentirse (genuinamente), lo acatan al pie de la letra. Habían recibido, oido, y guardado el evangelio, pero no se habían arrepentido genuinamente (v.3). ¿es esto posible? Pues, créalo que es posible. Hay personas en las iglesias con ese mismo "síndrome" de no genuinidad, simplemente profesantes, mas no corvertidos genuinamente.

    Algunos en Sardis todavían no habían nacido de nuevo (v. 1). Eran sepulcros blanqueados (Mt.23:27). Otros a pesar de las adversidades, habían permanecido fieles al Señor mostrando con esto ser espiritualemte responsables en su caminar.

Conclución:

    Algunos ven en la expresión. "No borraré su nombre " una advertencia para los creyentes que genuinamente habían creído, por el contrario, es una afirmación para los que en la iglesia de Sardis estaban firmes en el Señor (habían nacido genuinamente de nuevo). Habían algunos que profesaban ser genuinos, Dios sabía que no lo eran, y les era necesario arrepentirse verdaderamente. Profesaban ser, mas no lo eran. Eran profesantes, no poseedores de la salvación que es por gracia.

Bibliografía:

1.- Hindson, Ed. "Revelation", unlocking the future.

2.- LaHaye, Tim; Hindson, Ed. "The popular Bible Prophecy Commentary".

3.- Carballosa, Evis. "Apocalipsis" la consumación del plan eterno de Dios.

4.- MacAarthur, John. "The MacArthur Bible Commentary".