LA IMPORTANCIA DE LA RESURRECCION DE CRISTO:

1.1. ES UNA DE LAS DOS DOCTRINAS PRIMARIAS DEL EVANGELIO:

"Además os declaro, hermanos, el evangelio.......que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día,conforme a las Escrituras" (1Co.15:1-4). Es imposible e inútil de tratar de determinar cuál es más importante: su muerte o su resurrección, porque  la una sin la otra nunca podrían haber sido suficientes para la salvación de los hombres. Si Cristo hubiera permanecido en la tumba, su muerte no hubiera sido más que una filosofía. Sin embargo, sin el sacrificio vicario de su muerte, su resurrección no hubiera presentado ningún poder salvador.

Fué su resurrección la que demostró que El era el Hijo de Dios. No es que no hubiera sido antes como algunos pretenden demostrar, y que necesitó de la resurrección para que hasta entonces se le diera el título de Hijo de Dios, por el contrario, resucitó para demostrar que El  es y ha sido el Hijo de Dios por toda la eternidad. "Acerca de su Hijo, nuestro Señor Jesucristo, que era del linaje de David según la carne, que fué declarado hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muertos" (Ro. 1:1,4). Su resurreción prueba que su muerte fue de valor suficiente para Dios cubrir todos nuestros pecados, porque su sacrificio fué el sacrificio del Hijo de Dios.

1.2. FUE EL FUNDAMENTO SOBRE EL CUAL LA IGLESIA FUE FUNDADA:

Los aóstoles le dieron el lugar de mayor importancia. En el famoso pasaje de 1Corintios capítulo 15:13-19, se encuentra "una de las más poderosas suposiciones negativas que pueden ser hechas en conección con la fe cristiana". Pablo enuncia cinco hechos negativos que, si fueran ciertos, despojarían el evangelio de todo su poder y bendición.

1.2.1 NUESTRA PREDICACION ES VANA:

"Y si Cristo no resucitó, vana es entonces nuestra predicación".(v.14). A nuestro evangelio le sería robado su nota de gozo y sería cambiada por un canto fúnebre. Se convertiría en un evangelio de muerte, una simple biografía de un hombre que vivió una vida extraordinaria, pero sufrú una muerte ordinaria, aunque ignominiosa "aun la muerte de cruz". Nuestro evangelio sería vaciado de su poder. Si Jesús no hubiera ganado la victoria en el calvario, como es evidenciado por su resurrección sobre la muerte, el infierno, y la tumba todavía seríamos victimas de ellos. Para dar efectividad al evangelio era necesaria la victoria de la tumb abierta y el poder del Señor resucitado.

1.2.2. LA FE SERIA VANA:

"vana es tambien vuestra fe: (v.14). Todo lo que ha sido aceptado por fe como un regalo gratuito de Dios, por medio de Jesucristo; filiación divina, vida eterna, justificación, glorificación, y un hogar en el cielo, realmente no lo recibimos. Si Cristo no hubiera resucitado éstos no serán nuestros. Pablo repite lo mismo en el versículo 17. La fe es siempre impotente a menos que su objeto no le de poder. En este caso es la resurrrección.

1.2.3. LOS APOSTOLES SERIAN TESTIGOS FALSOS:

"Y somos hallados falsos testigos de Dios; porque hemos testificado de Dios que él resucitó a Cristo, el cual no resucitó, si en verdad los muertos no resucitan" (v.15).

Un requisito esencial para el apostolado era que él fuera testigo de la resurrección de Cristo. "Es necesario, pues, que de estos hombres que han estado juntos con nosotros todo el tiempo que el Señor Jesús entraba y salía de entre nosotros, comenzando desde el bautismo de Juan hasta el dia en que de nosotros fue recibido arriba, uno sea hecho testigo con nosotros, de su resurrección" (Hech. 1:21-22). Al elegir un sucesor de Judas, uno de los pre-requisitos era que él fuera testigo de la resurrección de Cristo. Estos hombres eran falsos testigos si Cristo no hubiera resucitado. Los apóstoles de la verdad hubieran sido hallados apóstoles de falsedad. Si Cristo no hubiera resucitado, el material entero de auntenticiad bíblica se hubiera desmantelado dejándonso sin un fragmento de autoridad bíblica.

1.2.4. LOS CREYENTES ESTARIAN TODAVIA EN SUS PECADOS:

"Aún estáis en vuestros pecados" (v.17). "Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo en cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos" (Hch.4:12). "LLamarás su nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados' (Mt..1:21). Si Cristo no hubiera resucitado, no poseería más eficacia salvadora que la de cualquier otro carácter histórico. Era necesario la resurrección de Jesucristo para mostrar el valor justificativo de su muerte.

1.2.5. AQUELLOS QUE HAN MUERTO PERECERAN:

"Entonces también los que durmieron en Cristo perecieron. Si en esta vida solamente esperamos en Cristo, somos los mas dignos de conmiseración (compación, lástima) de todos los hombres" (vv.18,19). La esperanza que sostuvo a los mártires en su sacrificio y que sostuvo a mustitudes que han muerto desde entonces en la fe sería una falsa esperanza "si Cristo no hubiera resucitado". Pero lejos de este pensamiento, Pablo declara triunfalmente: "Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos, primicias de los que durmieron es hecho" (1Co. 15:20).

El mensaje predicado desde el pórtico del templo de Salomón, de nuevo menciona este gran hecho: "Y matasteis al autor de la vida, a quien Dios ha resucitado de los muertos de lo cual nosotros somos testigos" (Hch.3:15). Nuevamente Pedro delante del Senedrin. vuelve hacer mención del tema de importancia para el Cristianismo: "Sea notorio a todos vosotros, y a todo el pueblo de Israel, que en el nombre de Jesucristo de Nazaret, a quien vosotros crucificastes y a quien Dios resucitó de los muertos, por él este hombre está en vuestra presencia sano" (Hch. 4:10).

"Y con gran poder los apóstoles daban testimonio de la resurrección del Señor Jesús, y abundante gracia era sobre ellos" (Hch.4:33).