La gracia comun.

Introducción:

          ¿Cual son las bendiciones inmerecidas que Dios da a toda la gente, ambos creyentes y no creyentes?

          Cuando Adán y Eva pecaron, ellos se hicieron dignos del castigo y la separación eterna de Dios (Gen. 2:17), lo que el libro de Apocalipsis le llama la muerte segunda (20:14). De la misma manera  hoy, todo ser humano por naturaleza es hijo de ira (Ef. 2:3). Todo ser humano esta muerto en delitos y pecados (Ef. 2:1), a causa de ese pecado heredado de nuestros primeros padres (Ro. 5:12).

          Aunque Adan y Eva no murieron al instante, la sentencia de la muerte comienza a trabajar en sus vidas desde el mismo dia que ellos pecaron. Aunque sí se entiende que la ejecución de tal sentencia de muerte ha sido retrasada por millones de años. Millones de estos descendientes aun hasta estos dias que no han muerto y no son enviados al lago de fuego (infierno) al momento pecar o cometer pecado (s) por causa de ese pecado de orígen pero que continúan viviendo por años, disfrutan de las bendiciones incontables en este mundo.

          ¿Como puede esto ser posible? ¿Como puede Dios continuar bendiciendo a toda una raza humana pecadora que lo único que merece de acuerdo a la justicia de Dios, es la muerte eterna, y no solamente a aquellos que algún dia serán salvos, pero tambien a aquellos millones de personas que nuncan aceptarán esa salvación que Dios el Padre ofrece a través de su Hijo Jesucristo, por tanto sus pecados nuncan les serán perdonados?

          La respuesta a esta pregunta es que Dios confiere u otorga lo que se conoce como la "gracia común". Ahora, ¿como se puede definir? La gracia común, es la gracia a través de la cual Dios da a toda la gente las bendiciones inmerecidas y que no son parte de la salvación. Lo que se pretende declarar es que por el simple hecho que una persona esta recibiendo bendiciones, y en algunos casos tal o tales bendiciones son abundantes, eso no quiere decir propiamente que sea o es una persona salva o que ha recibido la salvación.

          Lo triste de estos tiempos es que las bendiciones las han relacionado con la salvación. O sea las han relacionado tan estrechamente con la salvación como si eso fuera indicio de que tal persona, es una persona salva. No secesariamente. La "gracia común" aqui significa algo que es común para toda la gente, y no necesariamente restringida a las personas que ya han sido salvas. Los beneficios del sol, agua (Mt. 5:44), (Hch. 14:16-17), la luna, las estrellas, el aire, la capacidad para lograr éxitos y recibir las bendiciones a causa de esos éxitos logrados, son beneficios de Dios. Aunque algunos de ellos como el último, no le sean atribuidos a Dios debido a que son a causa de nuestra fuerzas y capacidad de preparación, pero sí lo son.

LA GRACIA COMUN Y LA GRACIA SALVATICA:

          La distinción entre la "gracia comun", y la gracia de Dios que trae a la gente a la salvación es amenudo llamada "gracia salvática". No estamos queriendo decir de que hay dos clases de gracia en Dios, pero sí de que la gracia de Dios se manifiesta en el mundo en dos diferentes manera. La "gracia común" se diferencia de la "gracia salvática", en que la primera no trae salvación a los que la reciben, porque no viene a través del sacrificio de Jesucristo. Es de beneficio tanto para incrédulos como a creyentes.

           No viene directamente a través del sacrificio de Cristo. Es cierto que Cristo murió por el mundo (humanidad entera), trayendo salvación por gracia (Jn. 3:16),  y solo aquellos que aceptan esa salvación que el Padre ofrece en Cristo son los que en ellos se hace efectica la "gracia salvática". Esta, o sea la "gracia común", no está incluidad en el sacrificio de Jesús.

          La "gracia común", no tiene la capacidad de cambiar el corazón del ser humano, porque no es a través de ella que se recibe al Espíritu Santo como "sello" en nuestras vidas (Ef. 1:13), por tanto no los puede traer a un arrepentimiento genuíno de aceptar a Jesús (Jn. 16:8). Tenemos que reconocer que las acciones de los incrédulos llevadas a cabo por virtud de la "gracia común", no los hace merecedotes ante los ojos de Dios de recibir la salvación.

          Sabemos que la salvación es "por gracia" (Ef.2:5,8), y no por obras para que ningún ser humano piense que por que ha hecho buenas obras, se hace merecedor de la salvación que lo lleva al cielo (v.9). 

(A).- RAZONES DEL PORQUE DE LA GRACIA COMUN:

I.- PARA REDIMIR A AQUELLOS QUE ALCANZARAN LA SALVACION:

          Esta gracia se ha extendido por muchos años, porque el apóstol Pedro declara que hay mucha gente que tiene que venir al conocimiento de la verdad y ser salvos (2P. 3:9-10). Esta es una de las razones el porque la "gracia común" se ha extendido, porque Dios no quiere que la gente se pierda, sino que todos procedan al arrepentimiento (2P.3:9). Dios le ha estado dando la oportunidad a toda la generación pasada como a la venidera a que se arrepientan y por supuesto a que se reproduzcan como fue estipulado desde el comienzo (Gen.1:28).

II.- PARA DEMOSTRAR LA GRAN BONDAD Y MISERICORDIA:

               La bondad de Dios y su inmensa misericordia se ve plasmada no solamente en aquellos que ya ha sido salvos, sino también en aquellos incrédulos que estan recibiendo las bendiciones contínuas (Jn. 6:35).  El salmista declaró que Dios es bueno para con todos (Sal. 145:9). El profeta Jeremía declaró que Dios no se complace en la destrucción el impío, sino que por el contrario que se vuelva de su camino torcido y que reciba vida eterna (33:11). El profeta Isaías declaró que Dios quiere que el impío se aleje de su camino y de sus pensamientos inicuos porque Dios tendrá misericordia de él, y lo perdonará (55:7). 

III.- PARA DEMOSTRAR SU JUSTICIA:

          Cuando Dios repetidamente invita al pecador al arrepentimiento, y él contínuamente rechaza esa invitación, entonces podemos entender lo que Pablo expresa en Ro. 2:5, cuando dice que "por la dureza de su corazón no arrepentido, es que atesora para él mismo la ira que viene con justo juicio por parte de El". De acuerdo a Ro. 3:19, para el dia del juicio, no habrá boca que tenga que argumentar nada a su favor a causa de todo el tiempo que se dió como oportunidad para que se arrepintieran. 

          Como podemos observar, la "gracia común", esta estrechamente conectada con la "gracia salvática", no en el sentido de que se reciba algun beneficio de salvación por el hecho de que entre ellas hay esa estrecha conección, sino en el sentido de espacio de tiempo para que se pueda recibir la salvación por gracia y no recibir la ira venidera.

IV.- PARA DEMOSTRAR LA GLORIA DE DIOS:

          Es asombroso ver a través de los años, como el ser humano se ha evolucionado en tecnología, que a la mente del ser humano es inconcebible comprender tanta inteligencia. Auqnue en menor grado, se refleja la sabiduría, habilidad, moralidad, y virtudes del creador en cada cosa que el ser humano ha desarrollado. Aun en su naturaleza pecaminosa, asombrósamente estas cualidades transferibles de Dios se hacen de manifiesto.

(B).- NUESTRA ACTITUD HACIA LA GRACIA COMUN:

          1.- Lo primero que tenemos que quedar en claro es que la salvación no se recibe a través de ella. Ya lo hemos viniendo mencionado anteriormente. No importa cuanto tiempo o años se haya recibido o se este recibiendo, aun así, no hay salvación a través de ella. Aun los mas inteligentes, los mas adinerados,  o poderosos, o aun los mas bondadosos o morales; aun ellos necesitan de la salvación por gracia, sino, serán condenados y destinados al lago de fuego (infierno).  Por naturaleza, somos enemigos de Dios (Ro. 5:10; Ef. 2:10).

          2.- Tenemos que tener mucho cuidado de no rechazar algunas cosas buenas que aun los no creyentes hacen. Aun en esta "gracia común", la mano de Dios se hace de manifiesto y debemos de estar agradecidos por tal acto de bondad que ellos hacen. Recordemos, no porque se vayan a salvar por tal obras, sino porque aun en medio de ellos el amor de Dios se hace de manifiesto de esa manera. Aun a través de ellos, Dios es merecedor de gloria y debemos de dársela sin retención y sin miedo o duda. El es merecedor de toda gloria.

          3.- Nuestro corazones deben de ser movidos de tal manera que deben de estar llenos de inmensa gracia hácia El. Todo lo que el hombre hace en la ciudad, en el campo, las investigaciones y progresos en el espacio, debemos de saber que es Dios es su soveranía el que esta en control de ello, aun cuando la gente no lo quiera reconocer.

Nota:

          La mayoría de esta información, fue sacada del libro de Teología Sistemática (Systematic Theology) del Dr. Wayne Grudem, con algunos pensamientos introducidos de este escritor. Otros libros que pueden ser de consulta, talves no con la idea de sacar algo de información respecto al mismo tema, pero con la idea de saber mas de la gracia salvática, son: (Teología básica) del Dr. Charles Ryrie, (Fundamentos de Teología Pentecostal), del los Drs. Guy P. Duffield y Nathaniel M. Van Cleave, el (Compendio Portavoz de Teología/ The Moody Handbool of Theology) del Dr. Paul Enns.

                      Bendiciones a todos, Amén.